El adiós de Zidane


El domingo estuve viendo la final de la Copa del Mundo de Alemania – en la Cuatro, porque tal y como indico en un post anterior, en Manzanares no se puede ver la Sexta- y mi sentimiento al final del partido era de tristeza. No porque hubiera ganado Italia – de hecho, preferia Italia que Francia- sino por el triste adiós de un futbolista genial, uno de los 5 mejores de la historia, y que no merecía ese pésimo final. Zidane cometió un error…. ¡y grave!, pero me parece muy injusto que se destruya la carrera de este futbolista por una acción – imperdonable eso si – en una final de la Copa del Mundo.
Ayer se hablaba en muchos medios que si el central italiano había insultado a su hermana, que si lo había llamado terrorista… La verdad es que no me importa mucho lo que dijese el italiano, Zidane es un profesional y debe estar acostumbrado a soportar este tipo de situaciones, por lo que no me sirve de excusa.
Hoy se publica en Francia una encuesta que afirma que el 60% de los franceses lo han perdona y el 50% entienden su reacción…. ¿lo hará el resto del mundo?. Por el bien del futbol espero que si.

PD: Lo que incomprensible es que la FIFA lo designe Bal�n de Oro del Mundial. El Bal�n de Oro significa mucho m�s que buen futbol, significa un modelo a seguir, juego limpio, etc por lo que si alguien no se merec�a ese t�tulo, ese era Zidane. En su favor, hay que recordar que una extraa regla de la FIFA indica que el Bal�n de Oro se debe votar en el descanso de la final… c�mo es eso posible?. Con este tipo de normas se han conseguido que los dos �ltimos galardonados sean:

  • Kahn: Dos cantadas historicas en la segunda parte de la final de Corea y Jap�n
  • Zidane: Tarjeta roja por agresi�n

Lo dicho, incomprensible!


Categorías

Curiosidades

Mi nombre es Miguel Angel Gatón y nací en Palencia el 1 de marzo de 1980. Soy Ingeniero técnico en informática de sistemas de Sistemas pero toda mi carrera la he desarrollado en el sector del marketing online. Emprendedor desde el año 2008 este es mi blog personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *