Ángeles González-Sinde, el ministerio e Internet

baner_sinde

Pocas veces hasta ahora la respuesta de los usuarios de internet había sido tan unánime. Al reciente nombramiento de Ángeles González-Sinde como Ministra Cultura la respuesta no se ha hecho esperar y tanto en blogs, como en Twitter como incluso en Facebook (con un grupo con más de 1.200 usuarios registrados que pide su dimisión; entre los cuáles me encuentro yo) los usuarios ciudaddanos han puesto el grito en el cielo ante un nombramiento que deja a las claras los intereses del Gobierno: protreger los intereses económicos de algunos a costa de criminalizar los hábitos de la gran mayoría.

Y es que este nombramiento no tiene lugar en un momento cualquiera, sino que casualmente coincide con la negociación entre el Ministerio de Cultura y las empresas que ofrecen ADSL en España para ver si – como en Francia – se aprueban medidas severas contra aquellos usuarios que usen los servicios P2P.

Por el bien de todos, esperemos que no dure mucho en el cargo, aunque mucho me temo que el mal ya está hecho.


Un comentario

  1.   Cucox dijo

    Progresivamente vamos entrando en un nuevo modelo social que reproduce las características propias del campo de concentración. Angeles Gonzalez Sinde está llamada a protagonizar una extrema campaña de control, abuso y usurpación de derechos ciudadanos cuya otra cara en acción ya lo está realizando la SGAE.

    Pero lo más curioso de todo es como, su supuesta defensa del cine, es en realidad la defensa del cine norteamericano, aquel que precisamente ha acabado con el cine español y ha reducido este a cenizas merced al control que tienen cuatro compañías productoras/distribuidoras del mercado cinematográfico. A esto se reduce la libertad de mercado. El suyo es un ejemplo de manual de la teoría de la alienación en Marx.

    Su otra cara es el plan de control de las redes P2P, que no puede llevarse a cabo sin la vigilancia y el castigo en tiempo real y gracias al cual todos somos colocados en un panóptico virtual. Este modelo se está aplicando a otros campos como los aeropuertos, el tráfico, los modelos de vigilancia en algunas calles, la inmigración o algunos aspectos de la política de igualdad de género. Y amenaza con extenderse aún más.

    Sin duda ya hemos llegado al Progreso y en esto es en lo que consiste.

    un saludo cordial a tod@s,

    J.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *