El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1.   Daniel Seijo dijo

    Es cierto… yo ya notaba todo raro, menos gente en gtalk, menos mails, etc. Me enteré después de comer y eso explicó muchas cosas.

    Lo curioso es que hoy trabajé una cantidad de horas normal, a las 8 dejé de trabajar, y mi productividad fue mucho más alta. Voy a tener que revisar quién me envía correos de Madrid que me hacen perder tiempo xDDD