La otra justicia (de nuevo)

Perplejo me he quedado hace un rato cuando he visto la noticia de la absolución del conductor que fue pillado conduciendo a 260 km/h. Una cosa es que no lo traten como un criminal, pero que lo absuelvan porque según el juez “no representaba ningún peligro” es algo que no entiendo.

Este tipo de noticias me hacen pensar que si en lugar de ir a 260 km/h lo hubieran cazado a 180 no habría salido en la tele, el juicio habría tenido una repercusión nula en los medios y el castigo habría sido más grande. Pero claro, si Farruquito – que si causo una muerte – salió practicamente de rositas… ¿qué podíamos esperar?.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *